Un desayuno saludable sí o sí

Las multinacionales azucaradas han peleado ferozmente la batalla por los almuerzos familiares, pero no conseguirán ganarnos la guerra de los desayunos saludables.

 Un desayuno saludable como base de una alimentación equilibrada

Se ha discutido mucho sobre la importancia de un desayuno saludable desde que en 2016 la BBC diera a conocer un artículo que titulaba El desayuno no es la comida más importante del día…o si. Porque en la propia información de la ilustre cadena no quedan claras las diferencias entre hacer o no una primera comida del día. Visto lo visto, cualquier día leeremos un artículo patrocinado por Anís del Mono que nos recomiende un chupitazo de buena mañana para aprovechar mejor la metabolización de la hierba asiática, cuyos principios activos reaccionan a las mil maravillas como base estomacal.

Estudios norteamericanos a parte, el debate entre desayunadores y no desayunadores ha estado mal enfocado desde el inicio de la discusión. El cocinero Juan Llorca zanjaba el tema en una entrevista para la cadena SER de la siguiente manera: Es mejor que un niño no desayune a que desayune leche chocolateada y magdalenas. declaración que los principales organismos de nutrición secundan sin fisuras. ¿Dónde está tu noticia ahora, BBC?

Entonces, después de cuatro años de debates estériles, hemos vuelto al origen: un desayuno saludable es la base de unos hábitos de alimentación saludables. Punto.

Se considera un desayuno completo y saludable aquel que consta de fibra, ácidos grasos poliinsaturados, agua y proteína.

Cuando se menciona estos compuestos básicos se hace referencia a alimentos mínimamente procesados que hidraten, proporcionen energía y ayuden a desarrollar las funciones cognitivas y motoras del día que acaba de empezar.

Existe cierto recelo cuando se mencionan grasas o ácidos grasos pero, junto al aporte de agua, es el único compuesto del que un cerebro y cuerpo sanos, no deberían prescindir.

El aceite de oliva es uno de los mejores aliados para el aporte diario de grasas poliinsaturadas por dos motivos: el altísimo valor por ml de los ácidos Omega-6 y Omega-3 y por la versatilidad de su consumo.

Desayunos saludables con aceite

Dicho esto, veamos de qué manera incorporar el aceite de oliva a un almuerzo completo y saludable:

 Desayuno saludable vegano

  • Baba Ganoush

Este paté de berenjena, similar al hummus, puede hacerse en cantidades ingentes y conservarse al vacío durante un año sin congelar. Untado en pan integral debe ir acompañado de un buen aceite de oliva. Nuestra recomendación es un aceite variedad picual que realza con potencia, cuerpo y frescor esta seductora receta del Líbano.

Desayuno saludable andaluz

  • Pan con aceite…

…y sus versiones. El desayuno andaluz es lo más parecido a tocar el cielo y habiendo pan, aceite y café con leche, admite diferentes variaciones. La más común es el pan con variedad hojiblanca y tomate. El aceite hojiblanca es más resistente a la oxidación y a las altas temperaturas, por eso su uso es frecuente en los hogares y terrazas de Andalucía.

Desayuno saludable dulce

  • Lo más gourmet y lo más instagrameable que vas a encontrarte este verano son los desayunos con mermelada y aceite de oliva. Bye bye, avocado. Welcome tomato jam.

El pan tostado con mermelada como la de naranja amarga, la de tomate o la de pimientos con aceite de oliva reacciona de una forma espectacular en boca. Un bocado de restaurante al alcance de la mano -y del bolsillo- para desayunar.

El arbequina es un aceite afrutado y suave, poco invasivo e ideal para aportar fragancia y valor nutricional. Prueba esta variedad con este almuerzo.

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.